Estás a punto de abandonar el sitio web de Femibion y serás redirigido hacia el sitio de uno de nuestros proveedores o aliados. ¿Deseas continuar?

FEMIBION has developed supplements for the special phases of pregnancy, from before conceiving to the end of breastfeeding. FEMIBION food supplements provide well chosen nutrients that, used as a complement to a balanced and varied diet, can support the mom and the baby during this special and exciting time.

Cómo “negociar” las horas que voy a dedicar al trabajo

Una vez que tengas el bebé te preguntarás cómo conciliar el trabajo con la vida familiar. Aunque parezca difícil, realmente es posible. Durante la baja por maternidad tienes el tiempo ideal para pensar en tus necesidades y en el horario de trabajo ideal para ti y tu familia. Entonces estarás preparada para hablar con tu jefe.

Algunos consejos sobre cómo llegar a un equilibrio entre el trabajo y la vida personal:

Conoce tus derechos

Cuando regreses al trabajo después de tu baja maternal, tienes derecho a pedir a tu jefe un horario de trabajo flexible, así que no tengas miedo a pedirlo. Muchas empresas son favorables a los derechos de las mamás trabajadoras, por tanto, podrías sorprenderte gratamente por su respuesta.

Conoce tu valía

Si eres una buena profesional, tendrá sentido para la empresa mantenerte, incluso si esto significa ser flexible con tus horas de trabajo. Escribe una lista con todas las cosas por las que eres un activo para tu empresa, junto con tu experiencia y las habilidades que te hacen valiosa. Si has estado fuera de tu puesto de trabajo durante algún tiempo podrías incluir las habilidades adquiridas como madre, desde la multitarea a la diplomacia, por ejemplo.

Saber lo que quieres

Es importante pensar en lo que realmente quieres antes de hablar con tu jefe. ¿Necesitas trabajar menos horas, por ejemplo?, o ¿necesitas flexibilidad para trabajar las mismas horas en un horario ligeramente distinto?; ¿te ayudaría trabajar algún día desde tu casa? Piensa en lo que sería el mejor equilibrio entre el trabajo y tu vida personal, siendo realista.

Sé ambiciosa

Inicia la conversación planteando un escenario de ensueño y dejando claro que estás dispuesta a negociar. Si trabajas la jornada completa, podrías querer trabajar, por ejemplo, tres días por semana y que fuese de 8:00 a las 16:00. Tu jefe también podrá denegartelo, pero si tu objetivo es alto, será más probable encontrar un acuerdo que os comprometa a ambos.

Tómate tu tiempo

No sientas que tienes que aceptar lo que te planteen de inmediato. Pide un par de días para meditar las cosas. No hay ninguna razón para estar de acuerdo con un guión que es poco realista,  terminarás angustiada o acabarás marchándote, por tanto, es mejor ser valiente y hablar de los términos correctos desde el principio.

Mantén una mente abierta

Una vez que tengas el bebé, puedes encontrar que tus necesidades han cambiado. Para algunas mujeres esto puede ser una oportunidad para probar un camino diferente, ya sea poniendo en marcha un negocio desde casa o con un nuevo trabajo con un horario menos intesivo.