Trucos para los futuros padres: formas inteligentes de hacer más fácil el viaje hacia la maternidad

Trucos para los futuros padres: formas inteligentes de hacer más fácil el viaje hacia la maternidad

La transición de “pareja” a “familia” es probablemente uno de los retos más grandes y el más emocionante para ambos, el estilo de vida cambia más que nunca. Un día sois solo dos y al día siguiente hay una pequeña criatura que os necesita.

Por difícil que parezca, llegarás a desarrollar muchas estrategias inteligentes para ahorrar tiempo. Aprender a ser padres juntos va ser una maravillosa manera de fortalecer las relaciones de pareja. Aquí están algunas ideas para ayudarte a poner en marcha el más asombroso viaje de tu vida.

Debatid las diferencias

A menudo hay más de una manera de hacer las cosas y es probable que tú y tu pareja tengáis diferentes enfoques para abordarlas. Discutir estas diferencias con calma desde el principio ayudará a evitar conflictos.

Haced turnos

Si tu pareja regresa antes del trabajo, puede hacerse cargo del cuidado del bebé cuando llega a casa y también te podrá dejar que te eches una siesta los fines de semana. Incluso si estás amamantando, puedes extraerte leche, dejarla en un biberón y que tu pareja pueda alimentarle algunas noches.

Descansa cuando el bebé duerma

Si no puedes dormir la siesta con facilidad, cerrar los ojos y descansar te ayudará a recuperar parte de la energía.

Deja las tareas

Ambos estaréis demasiado ocupados y cansados para dedicar mucho tiempo a las tareas del hogar, por lo que si te lo puedes permitir, considera la ayuda de un servicio de limpieza mientras os acostumbrais a ser nuevos padres. O bien, si andais mal de dinero, una solución es pedir a familiares cercanos que os ayuden.

Cocina de más y congela

Esto te permitirá que algunos días no tengas que cocinar, solo calentar y servir. Pero recuerda poner etiquetas y fechas.

Que te lleven la compra a casa

Es mucho más sencillo que un viaje al supermercado con el bebé a cuestas.

Que la toma nocturna sea fácil

Pon la cuna del bebé cerca de tu cama de modo que, cuando sea el momento de la toma nocturna, puedas hacerlo sin levantarte de la cama. El uso de una lámpara de noche será mejor para sus ojos y para que te puedas volver a dormir más fácilmente.

Consigue una mochila portabebés

El uso de la «mochila portabebés» los mantiene felices y deja tus manos libres para otras tareas.

Sal antes

Escribe una lista con todo lo que necesitas coger