Cómo preparar a tu pareja para el embarazo

Cómo preparar a tu pareja para el embarazo

Juntos, tu pareja y tú en equipo, sin duda mejoraréis tus posibilidades de concebir durante los próximos meses. Después de todo, se necesitan dos personas para hacer un bebé. Una buena comunicación es clave; por supuesto ser honestos con los sentimientos y, a partir de la comprensión, con los pros y los contras de cada uno. Así es como se debe proceder apoyándose el uno en el otro en el viaje hacia el futuro:

Conocer tus períodos fértiles

Probablemente sepas cuánto duran tus períodos cada mes, pero las fechas de ovulación pueden ser más complicadas. En un ciclo normal de 28 días, el cuerpo produce un óvulo alrededor del día 14. Tus momentos más fértiles son desde los dos días antes hasta un día después del día 14.

El momento exacto de la ovulación rara vez es conocido, generalmente se toma desde el día 9 hasta el día 15 como los días más fértiles. Si aún no estás segura, sólo tienes que escribir el día de tu última regla en nuestro calendario de fertilidad y obtendrás los cálculos oportunos.

Una vez que conozcas tus días más fértiles, puedes marcarlos en el calendario y planificarte. Tener relaciones sexuales sin protección durante todo el mes es importante pero, si lo haces durante tu período más fértil, sin duda aumentarán tus probabilidades de concepción.

Comer de manera inteligente

Si estás tratando de tener un bebé es importante tener una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable, así ayudarás a tu cuerpo con la preparación para el embarazo. También es recomendable tomar un complemento alimenticio que contenga ácido fólico/folatos empezando al menos un mes antes de la concepción para que ayude* a cubrir las necesidades de folatos desde la planificación del embarazo.

Y, ¡no eres la única que debe comer con sensatez! Lo que tu pareja coma, así como su estilo de vida, también afectará a la calidad de su esperma. Por lo que el objetivo será seguir juntos un estilo de vida saludable y una dieta equilibrada, evitando los alimentos procesados, en favor de: carbohidratos complejos (alimentos de grano entero, pan integral, arroz y pasta), proteínas (carne magra, pollo, pescado y legumbres), lácteos (como leche y yogur) y grandes cantidades de frutas y verduras. 

Evitar el alcohol

Si soléis beber cuando salís, ahora es el momento de cortar. El alcohol hace que se reduzcan los nutrientes esenciales en el cuerpo y también se ha demostrado que afecta a la calidad de los espermatozoides, por lo que su abstinencia será un objetivo común.

Dormir lo suficiente

Disfrutar de acostarse juntos temprano es una buena manera de colaborar a prepararse físicamente p